Carlos Keen

22.4.12

Si hay una estación del año que adoro es el otoño..
No puedo dejar de admirar los colores, esa mezcla de amarillos, ocres, naranjas, colorados... que se van sucediendo uno a otro, hasta que todos esos colores desaparecen dejando lugar a los árboles pelados.
Como cuando era chica, me sigue encantado caminar sobre las hojas secas que llegan al piso, mientras crujen debajo de todo nuestro peso.

Y no hay nada más lindo que aprovechar los cálidos días de otoño, para salir temprano, abrigada y volver antes de que el sol caiga, porque ahí sí con la entrada del sol ya las tardes de otoño pasan a ser anocheceres de invierno, como queriendo anunciar con la temperatura a esa hora del día la próxima estación.

Uno de los lugares que me encanta visitar en otoño, es Carlos Keen. De alguna forma me recuerda a mi infancia en el campo.
Carlos Keen es hoy una estación de trenes quedada en el tiempo a tan solo 13 km. de Luján. 


En su estación de trenes, donde las vías delatan que hace tiempo no pasa una locomotora, los domingos suele haber una feria, donde comprar artesanías o productos del lugar.
El centro del pueblo, es la estación y un gran descampado, donde a su alrededor se desarrolla casi la única calle del lugar. Uno puede encontrar cada vez más, varios lugares donde almorzar o simplemente tomar el té, que solo abren los fines de semana, cuando el lugar se llena de visitantes.
Vale la pena caminar o recorrer las calles aledañas, de tierra todas, y que salen de los alrededores de la estación de trenes. Parecieran no llevar a ningún lado, pero que deparan muchas y lindas sorpresas...

 

El tiempo parece haberse olvidado de este paraje, hoy elegido en los días cálidos, para disfrutar del aire ... y la naturaleza.


Los pocos jardines, casi sin diseño paisajistico, están llenos de vida, con las últimas flores del verano, y su encanto es justamente la falta de diseño,



Espero que se animen, y que en uno de estos días de otoño soleados, se den una vuelta por Carlos Keen. ¡Vale la pena!
IMPRIMIR RECETA

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.