Pan de queso sardo & cebollas

19.2.15







Las recetas, ya sean de alguno de los tantos libros que pululan por acá y por allá en casa o de recortes de revista se van acumulando en mi caso, y empiezan a formar parte de una lista mental de "to cook" interminable.
Esta receta es una de esas.

El pan, en cualquiera de sus facetas, es todo un mundo por descubrir, desarrollar y en el que crecer, el cual me atrae más día a día supongo que, al menos por ahora, por los buenos resultados logrados!
Esta versión, de origen inglés, es crocante por fuera, con un interior denso y liviano y una mezcla de aromas que con solo cortarlo empieza a impregnar el ambiente.

La versión original lleva semillas de mostaza qué, deliberadamente, decidí reemplazar por curry en polvo. No sé como será con las semillas de mostaza pero debo confesar que con curry es simplemente irresistible!
Ideal para comerlo tibio o apenas tostado y acompañar carnes frías o armar sandwiches. Es también buen compañero para una rica sopa en el invierno.

Yo lo serviré para acompañar la cena mensual del Club del Libro que este mes es en casa. En breve les compartiré el menú completo, que por estos días me tiene ocupado la mayor parte del tiempo en la cocina entre ollas, sartenes y recetas nuevas!

Receta

Ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 3 1/2 cucharadas de té de manteca derretida
  • 4 tazas de harina 0000
  • 10 grs. de levadura seca
  • 1 cucharada de té de curry
  • 1 1/2 taza de queso sardo rallado
  • 2/3 taza de leche a 98ºC
  • 2/3 taza de agua a 98ºC
  • Sal y pimienta negra molida

Preparación:

  1. Enmantecar un molde de budín inglés.
  2. Derretir 2 cucharadas de la manteca en una sartén y saltear la cebolla hasta que este suave y apenas dorada. Dejar enfriar.
  3. Mezclar la harina con la levadura, curry, sal y pimienta.
  4. Agregar 3/4 partes del queso rallado y la cebolla. Mezclar. Hacer un hueco en el centro y agregar la leche y el agua. Mezclar hasta lograr una masa suave.
  5. Colocar sobre una superficie enharinada y amasar por 10 minutos hasta que la masa esté suave y elástica.
  6. Colocar la masa en un bowl apenas pincelado con aceite, cubrir con una bolsa o un lienzo (a mi me encanta cubrir las masas con levadura con algo de lana!) y colocar en un lugar templado para que eleve durante 60' o hasta que duplique su volumen (en mi caso lo dejé toda la noche! Nada más lindo que despertarme a la mañana con el aroma a levadura y la maravilla de que la masa desborda por doquier!)
  7. Colocar la masa una vez levada sobre una mesada enharinada y amasar rápidamente. Dividirla en 20 porciones iguales y bollar.
  8. Colocar la mitad de los bollos (10) en la base del molde previamente enmantecado. Pincelar con manteca derretida. Colocar encima los 10 bollos restantes. Volver a pintar con manteca.
  9. Cubrir y dejar levar en un lugar cálido hasta que la masa alcance el borde del molde.
  10. Mientras calentar el horno a 180ºC.
  11. Espolvorear con el resto del queso rallado y cocinar por 40'-45' o hasta que se dore.
  12. Desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

Y a disfrutarlo!
Linda semana para todos!
IMPRIMIR RECETA

1 comentario:

  1. Hola Alejandra! Yo nuevamente! Se nota que estoy viendo cual de tus recetas voy hacer el finde? :o) En esta ocasión te consulto sobre los gramos de las tazas que usas para la harina, agua y leche. Seria una de 200 cm3? Muchas gracias nuevamente!

    ResponderEliminar

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.