Earl Grey finger cookies

11.3.15


Mi madre siempre me repitió, y aún hoy me repite, que uno no debe incursionar en nuevas recetas con invitados porque siempre existe el riesgo al fracaso y que la receta en cuestión sea un fiasco o no alcancemos los resultados esperados.
Es decir, mejor probar con los de casa que son comensales conocidos y que nos perdonarán masas crudas, salsas sin sabor y cuanto error o desastre culinario se les ocurra y no perder el título de buena cocinera ante invitados expectantes.

Esta receta está dentro del consejo repetido de mamá. Es decir, dentro de lo que no debería hacer...

Me había comprometido a llevar algo dulce a mis clases de "Tea and Chat" y ya con poco tiempo por delante no me decidía qué cocinar.
Las recetas que tenía en mente tenían todas frutas secas y Rosie, la "teacher" del grupo es alérgica a toda fruta que se precie de ser seca.

Como el tiempo apremiaba cada vez más, finalmente decidí ver qué tenía en la alacena y unir los posibles ingredientes con la lista de posibles recetas que siempre tengo en mente. ¿Resultado? La receta que hoy les propongo: Earl Grey finger cookies.

Por suerte: ¡desafío superado!


Sencillas y fáciles de preparar, solo requieren un poco de tiempo extra para dejar descansar la masa en la heladera para que tome consistencia.
Me encantan esas recetas que desprenden aroma en todo momento y no solo mientras están en el horno.
Esta es una de ellas. Desde el primer momento empiezan a "encantar" con el aroma a té que todo lo invade.

Debo confesarles que en un primer momento tuve miedo de agregar a la receta así como si nada las hebras de té que veía duras, secas... el miedo no era más que el temor, aún habiendo elegido un buen té, a que no aportaran el suficiente sabor.

Por eso, y ya que estábamos en el baile, a la receta original decidí, por voluntad propia, agregar cáscara de naranja finamente rallada (ante la falta de bergamota) a fin de acentuar y realzar el sabor del Earl Grey.

¿Conclusión? Con solo probar las galletitas mis miedos se disiparon y mi audacia fue aprobada.
Las hebras se humedecen en la masa y durante la cocción, al tiempo que la ralladura de naranja realza aún más el sabor inconfundible de un buen Earl Grey!
Es una galletita llena de aroma y sabor, liviana y crocante a la vez por el agregado de azúcar de demerara.

Ideal por supuesto para acompañar con una rica taza de té en hebras como sabía que sucedería en nuestro "Tea & Chat"




Recibieron elogios y aplausos entre el grupo de "Tea & Chat" así que por segunda vez pude decir: prueba, o mejor dicho, Receta Superada!

Receta

Ingredientes

  • 200 grs de harina
  • 2 cucharadas de te en hebras
  • Ralladura de 1 naranja (en el caso de elegir earl grey como té)
  • 115 grs de azúcar demerara o cualquier otro azúcar rubia
  • 150 grs. de manteca a temperatura ambiente
  • 1 huevo apenas batido

Preparación

  • Precalentar el horno a 190ºC.
  • Batir la manteca con al azúcar hasta que esté cremoso. Agregar las hebras de té y mezclar. Agregar el huevo apenas batido y por último incorporar la harina y la ralladura de naranja.
  • Unir la masa sobre una superficie enharinada y formar un cilindro de aprox. 23 cm de largo.
  • Envolver la masa en papel film y llevar a la heladera por 1 hora hasta que la masa esté lo suficientemente firme para poder cortarla.
  • Usando un cuchillo filoso, cortar galletitas de 5 mm de ancho y colocar sobre una asadera forrada con papel de cocina.
  • Espolvorear las galletitas con un poco de azúcar demerara y cocinar entre 10'-15' hasta que estén apenas doradas.
  • Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.


Tip: pueden utilizarse otras variedades de té para preparar estas galletitas. Podés probar con Lady Grey Tea (aromatizado con naranja de Sevilla y piel de limón), o tés aromáticos o de frutas como té de jazmín, rosa, crisantemo, fruta de la pasión o frutillas.

Nos vemos pronto!
IMPRIMIR RECETA

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.