Rogel

16.8.15


La receta de este rogel me la dio hace unos días una amiga, y hasta donde sé a ella a la vez se la dio otra amiga... cosas que suelen pasar con esto de las recetas: van de cocina en cocina, de boca en boca, de recetario en recetario. 

Es fácil y rápido de preparar. 
De más esta decir que es simplemente riquísimo! 
Eso sí, no es receta para días de poca paciencia o poco tiempo. 
Si hay dos ingredientes que no pueden faltar son justo esos: paciencia y tiempo! Necesarios para la cocción de todas las capas que rinda la receta (lo cual variará obviamente según el tamaño que le den) y para cubrir cada una, sin que la masa se rompa, con dulce de leche. 
No se preocupen mucho por los bordes. Nada de emprolijarlos ni de preocuparse porque queden perfectos. Así como fueron saliendo, lo más parecido a un circulo, directo al horno!
No hay para mi nada más tentador que la imperfección de un rogel!  



Por suerte esta vez, tuve ayuda. 
Liz, mi adorable y cocinerita sobrina, se ocupó de dos tareas bien definidas: pinchar cada disco antes de meterlo al horno y desparramar el dulce de leche sobre cada capa (pegote mediante!), mientras yo me dedicaba, palote en mano, a estirarlos. 


¿El resultado? Una torre con mucho dulce de leche y masa crocante y liviana que atrajo todas las miradas, al momento del postre, cuando lo presentamos a la mesa después de un rico asado de domingo! 



Receta

Ingredientes

  • 200 grs. de crema de leche 
  • 200 grs. de harina 
  • 1 kg. de dulce de leche 

Preparación

  1. Colocar la crema en un bowl.
  2. Agregar de a poco la harina e ir integrando con las manos. 
  3. Formar un bollo y amasar hasta que esté elástico y parejo en textura. 
  4. Dejar descansar en la heladera (cubierto con papel film) como mínimo 30'. 
  5. Retirar de la heladera.
  6. Repartir en 12 bollos iguales. 
  7. Amasar cada bollo (deben quedar bien finitos!) y pincharlos con un tenedor antes de meterlos al horno.
  8. Cocinar cada disco por separado en horno bien caliente hasta que estén dorados. 
  9. Ir colocando dulce de leche entre cada capa. 
  10. Cubrir con merengue italiano o espolvorear con azúcar impalpable.
Sigan disfrutando de este fin de semana largo por suerte sin lluvia, después de tantos días pasados por agua. 
Y no nos olvidemos de dar gracias de estar a salvo del agua y de solidarizarnos, con lo que esté a nuestro alcance, con aquellos que lo necesitan. 

Nos vemos pronto!



IMPRIMIR RECETA

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.