Budín de caramelo

9.2.16





Los budines son un clásico entre los clásicos. 
Forman parte desde siempre de la pastelería y perduran en el tiempo estoicos, a pesar de las modas que en los últimos años han sumado cupcakes, popcakes, macarrons y un largo etcétera de opciones importadas que desembarcaron por estos lados como alternativa a la pastelería típica local.
¿Quien en su vida no a probado un budín?
Obviamente, los budines  se fueron aggiornando y a los gustos clásicos como limón, naranja o el famoso budín inglés que aparece con cada Navidad, se sumaron mil combinaciones distintas y originales. Algunas de esas combinaciones en las que incursioné las podrás ver acáacá y también acá en forma de mini budines o muffins.

Para mí, son el complemento ideal para acompañar un rico té en una tarde invierno.
Pero como para el invierno aún falta decidí preparar este budín de caramelo, uno de mis favoritos, para disfrutar y agazajar a una amiga que llegó de visita en pleno verano y a quien últimamente suelo esperar con un budín para compartir entre charla y charla o en cualquier otro momento del día en que tengamos ganas de “picotear” algo.

Esta receta me encanta hornearla especialmente en el invierno porque llena la cocina y la casa de un delicioso aroma a caramelo, que solo lleva a pensar, al menos a mí, en el momento de poder sacarlo del honor, hacer que se enfríe y  sentarme a disfrutarlo!
Aroma que vuelve a aparecer cada vez que levanto la campana de vidrio del plato en que suelo conservarlo.

Su elaboración incluye una salsa de caramelo que parte va a parar a la masa, mientras que la otra mitad se reserva para salsear el budín (o comer a cucharadas!), a lo cual podemos sumar (no apto para personas on diet!) un copete de crema. 
Entonces no hay, les aseguro, vuelta atrás. Querrán probar este budín una y otra vez. No digan después que no les avisé! 





¿Cual es tu budín preferido?

Receta

Ingredientes:

  • 300 grs. de crema
  • 450 grs. azúcar
  • 180 grs. manteca
  • 4 huevos
  • 240 grs. harina leudante
  • 1 ½ cucharada de te de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal

Preparación


  1. Colocar la crema en una cacerola y llevar a ebullición. Bajar el fuego y mantener al mínimo.
  2. Preparar un caramelo llevando sobre el fuego una cacerola con una taza de azúcar. Cuando empiece a oscurecer, retirar y añadir la crema revolviendo constantemente con cucharada de madera.
  3. Volver sobre el fuego y mantener durante 5 minutos al calor, sin dejar de revolver.
  4. Retirar y dejar reposar durante media hora, como mínimo, mezclando de vez en cuando hasta que la salsa se enfríe.
  5. Separar una taza del caramelo que se usará para agregar a la preparación del budín.
  6. Llevar el resto a la heladera.
  7. Precalentar el horno a 170ºC.
  8. Batir la manteca con el azúcar restante.
  9. Agregar los huevos de a uno.
  10. Tamizar la harina, polvo de hornear y sal. Adicionar de a poco a la crema de manteca alternando con el caramelo.
  11. Colocar en un molde enmantecado y enharinado de bundt cake de 22 cm. de diámetro y 13 cm. de alto con hueco en el medio. 
  12. Hornear durante 35´-40´ o hasta que, al introducir un palillo en el centro, salga limpio.
  13. Dejar enfriar sobre una rejilla y luego desmoldar.
  14. Retirar de la heladera el caramelo reservado y servir el budín con la salsa y acompañado de crema batida 
IMPRIMIR RECETA

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Sí!!! Es lo más!!! Yo también lo adoro!!!

      Eliminar
  2. Qué rico se ve ese budín. Voy a probar de hacerlo. ¿La crema de la receta es crema de leche? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de mis favoritos! Sí, la crema es crema de leche. Suerte con la receta!

      Eliminar

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.