Regreso & Pepas de membrillo

25.4.16





Sí!!!!!! 
Acá estoy de regreso de mis TAN esperadas vacaciones. 
Descansada, relajada, llena de energía, ideas, cuentos, anécdotas e info para compartirles por si algún día andan por Salvador de Bahía, ciudad que ADORE de principio a fin. 
Pero les pido un poco de paciencia.... Los regresos, ya saben, suelen costar y necesito ordenar valijas, lavar ropa, volver a trabajar... y entonces prometo que les contaré un poco de todo lo que disfruté en días maravillosos de disfrute total. Desde ya puedo decirles que volví enamorada de Salvador!   

Pero no podía dejar pasar más días sin decirles VOLVI!!!! 

Viaje a la costa con amigas días previos a mis vacaciones, fue la excusa perfecta para preparar estas pepas ideales para acompañar el mate durante el viaje, previo paso por las fotos de rigor en casa. 

Son también deliciosas para la hora del té, o para los más chicos con un buen vaso de leche fresca. 

Creo que ya les conté. Cada año entre enero y febrero llega a casa, desde Catamarca, la ración de dulce casero de membrillo.




La preparación corre por cuenta de mi queridísima amiga Fraguas (cocinera de pura cepa y escuela, se merece, coming soon, una entrada exclusiva en este blog!) quien lo prepara en su casa de veraneo de El Rodeo junto con la Luky, su madre. 
Tradición esta que lleva años y que yo acompaño como parte del intercambio, con dulce de ciruelas que cada diciembre preparamos (si los árboles dan el preciado fruto) en el campo con mamá como líder del proyecto!

Como verán el color del dulce casero difiere totalmente del que uno puede ver en la góndola del supermercado. En este no hay nada de aditivos ni colorantes. Por el contrario, la vedette es el sabor fresco y original de la fruta pero hecho dulce. 
Y como cada vez que el dulce llega, ya desde antes empiezo a pensar en qué se terminará convirtiendo o que receta, de esas guardadas para la ocasión, sacar a relucir. En este caso le tocó a las siempre adoradas por grandes y chicos: pepas de membrillo. 



Receta

Ingredientes


  • 180 grs. harina leudante
  • 60 grs. Maizena
  • 120 grs. manteca
  • 120 grs. azúcar impalpable
  • 1 cucharada de té de polvo de hornear
  • 2 yemas
  • 1 cucharada de té se esencia de vainilla
  • Ralladura de limón (opcional)
  • 200 grs. dulce de membrillo
 

Preparación


  1. Batir la manteca a temperatura ambiente con el azúcar impalpable hasta que esté cremoso.
  2. Agregar las yemas de a una y continuar batiendo.
  3. Tamizar la harina con la maicena y polvo de hornear y agregar a la preparación. Mezclar
  4. Agregar la esencia de vainilla y la ralladura de limón (optativo)
  5. Formar un bollo y dejar descansar en la heladera por 1 hora.
  6. Encender el horno a 180ºC.
  7. Enmantecar una placa para horno.
  8. Retirar la masa de la heladera y formar bolitas del tamaño de una nuez. Formar un hoyito en el centro, distribuir en la bandeja y rellenar con el dulce de membrillo hecho puré.
  9. Llevar al horno por 25´-30´ o hasta que tomen un lindo color dorado.
  10. Dejar enfriar.
  11. Tip: Una vez frías se pueden guardar en una lata hermética por varios días. 

Buena semana!

Por si te interesa:



IMPRIMIR RECETA

3 comentarios:

  1. Que lindo que estés por acá! Te extrañamos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Yo también los extrañe! Ya nuevamente en el ruedo! Besos y buena semana fría...

      Eliminar
  2. Graciela27.3.17

    Exquisitas pepas de membrillo!! Gracias por la receta!! La hice y salieron riquísimas, leo el blog desde que salió en Alma Singer, voy a intentar más de tus recetas. Saludos!!

    ResponderEliminar

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.