Sablée Africano & Festejo

3.4.16


En Alma Calma estamos de festejo y queremos compartirlo con vos!
Este fin de semana Alma Calma cumplió 4 años desde el primer post con esta tímida, aunque riquísima, mousse de chocolate con la que nos presentamos en sociedad.
Y como los cumpleaños se festejan, decidimos festejarlo con un rico té y este sablée africano o, como llamamos familiarmente, alfajor en capas, receta vedette (al menos para mí) del entrañable Doña Lola que me acompaña desde mi infancia en el campo. 
Una masa suave, que se deshace en la boca. Como toda masa sablée con una buena cantidad de manteca y azúcar impalpable unidas por finas capas de dulce de leche y como toque final una buena ganache de chocolate!
Yo prefiero utilizar dulce de leche repostero, ya que en esta preparación prefiero concentración de sabor!
No es receta para impacientes... esta no es una masa cualquiera, pero si se supera la prueba, no me digan que no es digna de una celebración?
¡Así sí que vale la pena festejar!




En nuestro caso fue un festejo íntimo.
Solo 4 personas, elegidas con todo el amor del mundo, para homenajear los 4 años de Alma Calma. 
Mamá, que siempre consigue y me presta todo aquello que me falta en mis fotos y que inculcó en mí desde pequeña el placer por la cocina y la comida. 
Liz, mi sobrina de quien muchas veces les he hablado. Una pequeña cocinerita en potencia con quien compartimos horas bañadas en harina y cortantes de todo tipo y color. 
Y por último María Paz, amiga de Liz y quien disfruta de cada bocado dulce que lleva a su boca!

Sacamos la vajilla, buscamos las mejores flores, armamos la mesa en el jardín en una tarde cálida de otoño y aunque sin cantar el feliz cumpleaños, prendimos la vela y pedimos 3 deseos!





Cuando comencé con esta, como di en llamar, aventura cibernética poco sabía a dónde llegaría. Solo sabía que quería encontrar un medio donde expresar y compartir todas aquellas cosas que me apasionan de la vida: cocinar, comer y viajar!
Quería además que cada cosa que compartiera tuviese algo más, una historia, una persona, una situación atrás que le diera alma y transmitiera calma en medio de tanta vorágine en la que actualmente uno vive… y así fue como nació Alma Calma.
Una íntima amiga, que hoy no está, me animó y me empujó a hacerlo y hoy con cada entrada siento que de alguna forma es como compartirlo con ella y porque no recordarla día a día.
Y aunque Sole ya no está hoy, su ausencia se vio compensada por todos los seguidores que se fueron sumando, los comentarios en los posts y las cuentas en Facebook, Pinterest e Instagram.
Participamos de eventos y hasta de una revista!
Reemplazamos el viejo diseño, bajado con muuuucho trabajo de configuración en blogspot, por uno nuevo y hasta diseñamos un logo que hoy está buscando poder crecer.
Registramos el dominio!  
Nos anotamos en cursos de redes sociales y blogs. Leímos mucho sobre foodstyling y técnicas fotográficas. Aunque como en todo queda un largo camino por recorrer. 
Nos alegramos con cada nuevo seguidor y cada comentario que fuimos recibiendo y empezamos a seguir otros blogs y dejar comentarios. 

Pero lo mejor de todo: Alma Calma me permitió conocer personas increíbles y crear redes que hubiesen sido impensadas años atrás.
Por eso hoy quiero compartir mi alegría con todos ustedes y decirles gracias por hacerme los días más lindos con sus comentarios o con sus “Me gusta”. Cada vez que eso sucede una sonrisa de felicidad se dibuja en mi cara tanto o más grande que con el mejor regalo del mundo.

Uno de mis 3 deseos es que sigamos compartiendo nuestras pasiones cibernéticamente, encontrándonos cada tanto, disfrutando de la vida y que a cada cumpleaños de Alma Calma se puedan seguir sumando amigos, tantos que algún día el jardín quede chico!





¿Que más decirles? A todos, simplemente GRACIAS por acompañarme en esta aventura cibernética llamada Alma Calma! 
Y espero que como siempre digo, se animen a probar esta receta que no puede más de rica!!! Porque qué sería de la vida sin cosas ricas?

Receta

Ingredientes


  • 300 grs. harina
  • 100 grs. Maizena
  • 60 grs. azúcar impalpable
  • 200 grs. manteca
  • 2 yemas
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de Oporto o vino dulce
  • 1/2 kg dulce de leche repostero

Preparación 


  1. Colocar todos los ingredientes en la procesadora. 
  2. Formar un bollo sin amasar demasiado. Envolver en papel film. Dejar descansar en la heladera mínimo 2 hs. 
  3. Calentar el horno a 180ºC.
  4. Retirar de la heladera y dividir la masa en 6/7 bollos (dependerá del tamaño de sablée que se desee) 
  5. Estirar cada bollo sobre una superficie enharinada. Cortar en círculos con un molde o tapa. 
  6. Pinchar cada disco y colocar sobre una placa para horno apenas enharinada. 
  7. Cocinar entre 8´-10´cada disco. 
  8. Retirar del horno e ir intercalando las capas de masa con dulce de leche. 
  9. Cubrir con ganache de chocolate o espolvorear con azúcar impalpable. 
Nota: los discos pueden cortarse del tamaño que se desee, ya sea para hacer un postre grande o individuales como en la foto.

IMPRIMIR RECETA

6 comentarios:

  1. 4 años! y yo recién llegué acá hace tan poco! mal lo mío... pero nunca es tarde! Feliz cumpleaños, divina esa mesa y muy lindo lo que contás. Divino post para celebrar! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Vero!!! Es que creo que en el último año le empecé a dedicar más tiempo... Gracias por pasar como acá... Como dije en el post comentarios como el tuyo me alegran el día!!!! Beso y buena semana!

      Eliminar
  2. Que lindo lo que escribiste, llegue hace poco por aca, tus fotos son de una profundidad inmensa! A seguir creciendo, alas no te faltan!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Matilda!!! Gracias por acompañarme en esta aventura y gracias por tu aliento y los piropos!!!! Buena semana!

      Eliminar
  3. Feliz cumpleblog!! Llegué a tu blog hace poco y me encantaron tus fotografías, vajilla, las hermosas presentaciones que realizas y ni hablar de las recetas, geniales!!
    Te sigo desde ese día porque me gusta, además de todo lo citado, la calidez y alegría con la que transmitís tus gustos, sentimientos, deseos y cariño a quienes te leen.
    A la distancia levanto mi taza de té (que no es tan linda como las tuyas) y brindo por muchos años más de Alma Calma.
    Te deseo lo mejor para tu emprendimiento y tu vida. Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carina, simplemente GRACIAS por tan lindas palabras!!!! Me alegra saber por tus comentarios que estoy pudiendo transmitir exactamente lo que quiero transmitir. Te diré que tus palabras me hicieron emocionar. Brindo también por todos tus proyectos y tu vida. Cariños y espero que sigamos en contacto cibernéticamente! Buena semana!

      Eliminar

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.