Le Sud

10.8.16


Dicen por ahí que el que avisa no traiciona. Y yo quiero avisar que esta vez no sé si lograré ser tan objetiva como trato de serlo habitualmente con mis reseñas gastronómicas. 
Es que, a mi CV me remito, trabajé en Sofitel Buenos Aires por casi 10 años como Gerente de Banquetes. Y lo hice también codo a codo con Olivier, Oli para los conocidos, el chef a cargo de Le Sud. Porque como se imaginarán, sin comida no hay evento y no hay evento sin comida!

Comí infinidad de veces en Le Sud con clientes y durante mis guardias eternas de fin de semana, para las que siempre había una lista de espera de familiares y amigos dispuestos visitarme y disfrutar de las maravillas de uno de los hoteles más lindos de la ciudad.  
En Sofitel crecí profesionalmente, tuve desafíos, metí la pata, recibimos felicitaciones y tirones de oreja, hubo equipo (de los mejores que he tenido en mi vida!), hice amigos que hoy perduran, hubo risas, oportunidades, posibilidades, viajes.
Me divertí, me enamoré y me desenamoré, lloré, crecí. 


En Sofitel pasé Navidades, Fines de año, días de la madre y del padre. 
Y tuve la oportunidad de descubrir, en su máxima expresión diría yo, en cada uno de los que hacían parte y le daban vida a la Torre Mihanovich, lo que es la verdadera vocación de servicio. Esa que a pesar del cansancio y las largas horas de trabajo, muchas veces a contramano de los horarios habituales, es autentica, nata.  
Anécdotas miles! Jornadas interminables por momentos.Gratificación del trabajo bien hecho.

Por todo esto y mucho más podrán entender que no puedo ser objetiva!  Para eso está mi amiga buenamorfa la Guerrini, santiagueña ella por eso lo de "la", con quien fuimos a disfrutar del menú la Table d´Olivier, menú creado y diseñado especialmente para Buena Morfa Social Club.


Saludos mediante llegamos a Le Sud y a la mesa que habíamos reservado. 
Con una copa de champagne y un pan tibio y casero (crocante por fuera y tierno por dentro) empezamos a disfrutar de la noche.



El pan no puede más de rico... tremendo! Y aunque no lo crean alargamos la llegada del postre, aún habiendo terminado los platos principales, para seguir comiendo pan! Del cual no dejamos ni las migas!


Junto con el pan llegó un scon de queso: tibio, húmedo. Imperdible!


Y del amuse bouche pasamos al menú. 

Entradas:
  • Huevos mollet con ragout de hongos, tostadas de baguette.
  • Tarte tatin de trigo sarraceno, tomates confitados y tapenade. Salsa pesto. 


Principales:  
  • Parmentier de ternera y chips de papa. 
  • Pesca del día con zanahorias braseadas a la naranja y salsa de azafrán.


Postres:  
  • Mousse de dulce de leche con base de coco. 
  • Arroz con leche con dulce de leche. 


De más está decir que la atención es amable, discreta, impecable, típica de hotel 5 estrellas donde las cosas suceden casi imperceptiblemente sin que uno llegue a darse cuenta.  
Todo rico, tiempos correctos. Temperaturas justas. 
Ambiente sobrio, discreto. Música suave de fondo. Aunque para ser sincera extraño los cuadros que en formato rectangular lucían soberbios sobre cada uno de los boxes! 

Gracias Marcelo y equipo por la atención!
Gracias Oli por cocinar rico, desde el alma, y resaltar los sabores de la materia prima utilizada en cada plato!
Ahora me queda probar, caseramente, algunas de las recetas de tu libro con el que salí bajo el brazo! 

Hasta pronto Le Sud! Hasta pronto Sofitel! Hasta pronto Menú Buenamorfa!
Saludos inmensos para todos los que no ví pero que siguen haciendo que Sofitel sea uno de los hoteles más lindos de la ciudad! Obviamente y especialmente para mis queridos Pablín, Santi y Christian! Que buen equipo que éramos te acordas Ceci??? Nunca me olvidaré de ustedes chicos!
A bientôt!
Le Sud 
Sofitel Buenos Aires 
Arroyo 841
Tel: 4131-0000

IMPRIMIR RECETA

4 comentarios:

  1. Qué interesante que hayas podido vivir tu experiencia en Le Sud primero como anfitriona y ahora como comensal mimada... hermoso relato! Gracias por compartirlo :)
    Tendremos que ir....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero el relato de ustedes!!!!! No dejen de ir!!!

      Eliminar
  2. Y era en el Sofitel donde trabajaste! Seguro conocemos mucha gente en común Ale!!! Y te cuento que una de las veces que más rico comí en mi vida fue un Menu de varios pasos con trufa al que nos invitaron (vía marido, yo creo ya habia dejado de trabajar en Turismo) en Le Sud. Todo impecable, como decís, ese servicio que no se nota pero que está ahí pendiente de todo y la comida wow... volvi hace muy poco, ya en un salón privado y también tan exquisito todo!! Mil puntos. Y siempre siempre fue de mis hoteles preferidos en la ciudad... de hecho nuestra noche de bodas fue ahí!!! Beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si!!! En Sofitel! Y antes en el Caesar! Ya cuando nos encontremos para un cafecito tendremos que ponernos al día Vero!!!! Quien te dice que hasta nos hemos encontrado antes!!!! Beso grande y buena semana casi primaveral!!!!

      Eliminar

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.