Torrejas

22.8.16


Hay veces que las cosas más simples, al menos en la cocina, son las más ricas... como las torrejas (o torrijas para algunos) que pido que me preparen la mayoría de las veces que vuelvo a mis pagos. 

No debe haber postre (en casa de mis padres siempre se sirvieron recién hechas al momento del almuerzo) más fácil, simple y rápido que este. 

Eso sí, como todo lo que uno come desde chico, no hay torrejas como las que hace mi madre y que ella aprendió de mi abuela y mi abuela de su madre, y hasta donde yo sé, allá lejos y hace tiempo cuando trajeron la receta desde la madre patria, obviamente! 
Y aunque no lo creas, no fue sino hasta ahora que las preparé por mi misma por primera vez! Inducida por una amiga a la que volví a ver después de 16 años!



Con Naty G. fuimos compañeras de 2º Grado A! 
Sí, segundo grado! Con la señorita Ana como maestra, y mi Tía Tita al mando del 2º B! 
No sé si logramos recordar al resto de la clase pero estaban Stellita y mi primo Patricio. Quien más? Marisol G? No ella iba al B... te acordas? A ese también iba Mariana, Natalia, Juan Cruz...  
Estaba también Ceci M, que sus papás tenían la panadería... Es cierto...! como para no olvidarme con lo que eran las tortas que preparaban en "La Dulcinea"!
Pasamos lista y ahí me di cuenta que a más de uno le había perdido el rastro. Serán los años?  

Aunque de lo que nunca me voy a poder olvidar (mi alma de gorda y mi amor por la comida viene desde siempre!) eran las barritas de chocolate Aguila que solías llevar para el recreo! Lujo casi de pocos y delicia de muchos!!!! 

Yo no sé si fue mi amor por esas barritas de chocolate (interés dice usted?) o qué, pero la verdad es que a pesar de compartir solo un año seguimos en contacto misteriosa o inexplicablemente, en una época donde lo único posible para hacerlo era escribir una carta o tener teléfono en tu casa... y que la otra persona también lo tuviese!

Algunos veranos nos visitamos, cumpleaños de 15 incluidos, hasta que nos encontramos, ya en Buenos Aires, decididas cada una a estudiar lo que había elegido. 


Y a pesar de que ya estábamos entrando en la era del mail y el celular hubo un momento en el que nos perdimos el rastro la una de la otra hasta que, redes sociales mediante, pusimos fecha y acudimos al reencuentro!

Pero si estás igual!!! fue lo que primero que nos dijimos no??
Y aunque con algunas arrugas cada una, así era! Estábamos igual, como si no hubiesen pasado 16 años desde la última vez que nos habíamos visto y como si nunca nos hubiésemos dejado de ver! Cada una con su vida, su historia, pero en esencia las compañeras de 2ºA que supimos ser! O éramos del B?  

Entre recuerdos, historias, actualizaciones familiares y presentaciones obligadas de nuevos integrantes de nuestras vidas, Naty me dijo: yo de lo que siempre me acuerdo son de las torrejas de tu mamá. Tengo guardada la receta y aunque ahora no las preparo tanto (cuestión de calorías!), me encantaban y me encantan! 
En ese momento me dí cuenta y tuve que confesarle que yo nunca las había preparado! Es que en casa de herrero... cuchillo de palo dicen por ahí.. 
Así que, en el siguiente viaje a mis pagos, puse sobre aviso a mi madre. 
Que compre pan y que no lo use. Ella sería mi maestra y yo su alumna! 
Y agregaría a mi cuaderno de recetas la de las torrejas, con la receta de mi bisabuela, mi abuela, mi madre y ahora mía!


Me quedó pendiente Naty sacar las fotos que te había prometido: de la casa donde vivieron, donde lo hicieron tus abuelos, de la escuela Nro. 4 que ahora es la Nro. 1 y del pueblo en general. 
Pero ya tengo tarea para mi próximo viaje! 

Les dejo la receta. Como dije antes seguramente encontrarán muchas. Pero esta es la que a mi más me gusta! 

Y mientras la preparan los invito a que se den una vuelta y se hagan fans de Alma Singer, el blog de la genial Vero Mariani! 
Les aseguro que será amor a primera vista! Ahí podrán encontrar todo lo que buscan y más... porque Vero no dejará de sorprenderlos con sus datos, su alegría y su buena onda!

Seguramente y si prestan atención nos verán por ahí, porque Alma Calma acompañará ese mundo mágico por un tiempo, porque esta aventura cibernética, mi aventura cibernética, llamada Alma Calma quiere seguir aventurándose... cibernéticamente!!! 

Buena semana para todos!!!

Receta

Ingredientes

  • 225 grs. de pan (preferentemente del día anterior)
  • 350 cm3 leche
  • 1 huevo
  • C/necesaria Aceite
  • 180 grs. azúcar
  • 500 cm3 agua
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharada sopera de Oporto

Preparación

  1. Colocar el azúcar, agua, ralladura de limón, canela y Oporto en una olla y llevar al fuego. Hervir hasta lograr un almíbar dorado y con cuerpo (ni muy líquido ni muy espeso)
  2. Cortar el pan en rodajas 1 1/2 cm. de espesor.
  3. Batir el huevo en un bowl. Colocar la leche en otro bowl.
  4. Ir colocando en tandas las rodajas de pan en la leche dejando que se embeban bien. Luego pasar por huevo (vuelta y vuelta)
  5. Freír en el aceite bien caliente de cada lado hasta que estén doradas
  6. Escurrir en papel de cocina.
  7. Colocar en una fuente y cubrir con el almíbar
  8. Servir acompañadas por dulce de leche o lo que deseen.
Nota: esta receta rinde aproximadamente 15 torrejas


IMPRIMIR RECETA

6 comentarios:

  1. Ale, las torrejas las comía de chica..nunca nunca las hice !!! y era tambien receta heredada de bisabuelas a abuelas a padres ...y ahí quedó. Así que con tu POst me reivindico...era hora que las hiciera por primera vez !!!! Me encantó el Post de Alma Singer !!!! Que fotazas !!!! te felicito de corazón..... mucho trabajo y mucho amor ahí detrás.....
    Te mando un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caro, a cocinar las torrejas entonces!!!!! Y gracias por los piropos de las fotos...!!! Beso grande y buena semana!!!!

      Eliminar
  2. Hola Ale! Sabés que nunca comí torrejas?! Me re intriga!!! Divinas las fotos y sobre todo el relato! Ya voy corriendo a ver el post en Alma Singer! Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te puedo creer Vero!!!! A mi me encantan!!!! Gracias por estar siempre con tus comentarios!! Beso grande!!!

      Eliminar
  3. Gracias Ale. Sólo con leer Torre has, viaje a mi infancia y recordé las que hacia mi abuela. que delicia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es típica receta de las abuelas no???? En el próximo encuentro preparamos!!! Hay que organizar la juntada del 100% Foro!

      Eliminar

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.