Pudding de higos, whisky y Earl Grey

19.12.17


Hacia tiempo que la receta de este pudding de nombre sugerente, estaba anotada en una de mis agendas, colmada de listados interminables de recetas por hacer. 
Obviamente la Navidad es una y una también la posibilidad de preparar este manjar que, con solo mirarlo, sabía que habría un antes y un después en mi relación con los higos.  




Soy sincera: durante años afirmé y reafirmé que los higos no me gustaban... no sé si es el recuerdo de esa leche pegajosa que me ensuciaba las manos mientras trataba de juntarlos desde el caballo cuando era chica o lo poco que se veían por aquellas épocas en el mercado.. pero la verdad está dicha. No me gustaban, hasta que preparé este pudding... para compartir en Revista Jengibre y en familia! 
Porque de las consabidas fotos, en medio de un viento catamarqueño que todo se lo llevaba y que nunca me dejó encender las velas, el pudding pasó sin escala al freezer para que aguante hasta navidad!

Con él bajo el brazo golpearé la puerta en casa de mis padres donde, todo lo que llega a la mesa para el momento del brindis es casero, caserísimo. No porque yo aporte mucho, sino porque mi madre suele preparar una delicia más rica que la otra. Budines de este y aquel sabor. Pan dulce cuando llega con los tiempos. Garrapiñadas y las consabidas cookies de jengibre a pedido de mi querida sobrina Liz! Una Navidad en casa de los Donlon sin cookies de jengibre no es Navidad! 



Y así, como suele pasar en más de un hogar, la mesa dulce navideña se extenderá, al menos en nuestro caso, sin fin al borde de la pileta entre la Navidad y el Fin de año. 
Solemos calcular de más, aunque cada año aseguramos y nos prometemos que el siguiente comeremos menos. 
Por si pasa el fulano a saludar (esas cosas son muuuy de pueblo!), para alcanzarle a la sultana que esta Nochebuena está lejos de su familia o para regalar a este y aquel en agradecimiento o por simple cordialismo festivo. 
Seguramente este pudding, más para otras latitudes que para las temperaturas con las que por estos pagos festejamos la Navidad, será la novedad y (modestia aparte) la vedette de la reunión familiar. 

El aroma que desprende todo lo inunda. Es húmedo, resuma sabor en cada bocado y sirve tanto de postre como de acompañamiento a la hora del brindis. 


Siempre sueño con una Navidad blanca, sentada frente a la chimenea y mirando la nieve caer. Comiendo pavo y frutas secas sin medir calorías ya que el traje de baño no sería problema en esa idílica postal. 
Pero como dicen que los sueños sueños son y a veces se hacen realidad, yo esta Navidad empiezo comiendo este pudding típico de países nórdicos sentada seguramente al borde de la pileta intentando sobrellevar el calor sabiendo que, en algún momento, Papá Noel golpeará a mi puerta y entonces yo saldré para recibir su regalo y ver la nieve caer... 

Sigamos soñando, no dejemos nunca da hacerlo. Que el nacimiento del niño Dios nos llene, siempre, de sueños el corazón!

Mientras tanto comparto algunos tips para que se animen a preparar esta receta. Lleva tiempo, pero el esfuerzo bien vale la pena:
  • El pudding puede hacerse hasta dos meses antes de la fecha de consumo. En ese caso luego de rociarlo con whisky cubrir con papel film y luego con papel de aluminio. Guardar en el freezer hasta el momento de consumirlo.
  • La salsa chai hacerla 3 días antes del momento de consumirla y guardarla en un recipiente con tapa en la heladera.
  • Para servir: Colocar el pudding en el molde donde se lo preparó. Llevar al horno a baño María cubierto con papel aluminio por 1 hora o hasta que esté tibio. 




Receta

Ingredientes Pudding

  • 20 grs. hebras de té Earl Grey
  • 500 ml. agua hirviendo
  • 375 grs. higos secos picados
  • 250 grs. dátiles secos sin carozo picados
  • 125 grs. pasas de uva picadas
  • 255 grs. azúcar negra
  • 165 grs. manteca
  • 1 cucharada de té de bicarbonato de sodio
  • 150 grs. harina leudante
  • 150 grs. harina 0000
  • 1 cucharada de té de cardamomo en polvo
  • 1 cucharada de té de canela en polvo
  • 2 huevos
  • 160 ml. de Whisky
  • 5 higos frescos
  • Crema batida para servir

Ingredientes Crema Chai

  • 500 ml. crema de leche
  • 375 ml. leche
  • 2 ramas de canela
  • 2 anís estrellados
  • ½ cucharada de té de semillas de cardamomo
  • 12 yemas de huevo
  • 220 grs. azúcar rubia

Preparación

  1. Enmantecar con manteca derretida un molde redondo con tapa y que sea apto para horno. 
  2. Mezclar las hebras de té y el agua hirviendo en una jarra y dejar descansar por 10´. Colar. Descartar las hebras y mezclar el líquido con los higos en un bowl. Dejar macerar por 30´.
  3. Escurrir los higos reservando el té. Separar y reservar 125 ml. del líquido. Al líquido restante agregar agua hasta llegar a los 250 ml.
  4. Mezclar los 250 ml. de té, higos macerados, dátiles, pasas de uva, azúcar negra y manteca en una olla. Llevar al fuego a calor medio revolviendo de vez en cuando hasta que el azúcar se haya disuelto. Bajar el fuego a mínimo y cocinar por 8´ revolviendo ocasionalmente. Agregar el bicarbonato de sodio y dejar enfriar la preparación.
  5. Agregar, una vez fría la preparación, los huevos y 80 ml. de whisky. 
  6. Tamizar las harinas con las especies y agregar a la preparación.
  7. Colocar en el molde previamente enmantecado. Cubrir con un círculo de papel manteca y tapar.
  8. Llevar al horno a baño María (el agua debe llegar hasta la mitad del molde) y cocinar a fuego mínimo (150ºC) por 2 hs 30´o hasta que al insertar un palillo el mismo salga limpio.
  9. Retirar del horno y dejar descansar por 10´. Desmoldar. Rociar con 40 ml. de whisky sobre la superficie.
  10. Para la salsa Chai: mezclar la crema, leche y especies en una olla y llevar a fuego medio hasta que hierva. Sacar del fuego y cubrir con una tapa. Dejar descansar por 30´ para que desarrolle los aromas. Con un batidor de alambre batir hasta que estén cremosas las yemas con el azúcar. Agregar despacio sobre la preparación de crema mezclando constantemente hasta combinar todos los ingredientes. Agregar el jugo de té reservado de la preparación anterior. Llevar al fuego y cocinar, batiendo constantemente, por 6´- 8´hasta que la preparación espese y nape la cuchara. Colocar en un bowl. Cubrir la superficie con papel film y dejar enfriar completamente. Llevar a la heladera hasta el momento de uso.
  11. Precalentar una plancha hasta que tome temperatura. Colocar los higos y espolvorear con la manteca restante, azúcar y whisky. Grillar por 10´o hasta que los higos estén dorados y caramelizados.
  12. Servir el pudding con los higos, crema batida y la salsa Chai.

IMPRIMIR RECETA

4 comentarios:

  1. claudia19.12.17

    que pinta tiene Ale ,me la voy a guardar como tantas de tus recetas .No se si llego a navidad, quizas en año nuevo.Que pases unas lindas fiestas con tu familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia, es riquísimo!!!! Y espero que te guste cuando lo puedas preparar. Feliz navidad para vos también! Cariños, Ale

      Eliminar
  2. Me gustan mucho tus recetas, ya hice la torta de choco y batata, exquisita!

    ResponderEliminar

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.