Torta helada con cerezas

13.12.17


La Navidad y la cocina siempre fueron dos buenas compañeras. Será porque la primera sin la segunda no existe o será porque la comida no puede dejar de estar presente en cualquier celebración familiar. Porque ¿quién se imagina una Navidad sin pavo o ensalada rusa? ¿O sin pan dulce y garrapiñadas?



Y así, mientras armaba el pesebre esperando la llegaba una vez más del niño Dios, porque soy de las que no suele armar el tradicional árbol verde lleno de bolas de colores aquí y allá, empiezo  a pensar con qué sorprender a mis seres queridos a la hora del postre. Es que, como en cada encuentro o reunión familiar o de amigos, soy la que se anota para su aporte dulce!

Desde que era una niña y arrimaba un banquito para llegar a la mesada mientras mi madre cocinaba, la cocina fue para mí un lugar de prueba y error, de goce, un lugar donde desarrollar la creatividad y transmitir amor, un lugar donde disfrutar de un hobby que siempre me acompañó desde entonces.
Las cremas, el chocolate, el dulce de leche y las frutas siempre fueron lo mío. 



Para otros dejo las carnes y las guarniciones, las pastas y las entradas. Por eso como con cada Navidad vuelvo a sumergirme en mil recetas y libros de cocina para que el postre sea la vedette y el broche de oro de cada reunión familiar.
Desde un tiempo a esta parte y al menos para mí, las fiestas han pasado a estar rodeadas de calor y mucho, de sobremesas con aire acondicionado y abanico en mano. Atrás han quedado los chocolates y las frutas secas, paradojas de la vida y viviendo yo en la tierra productora por excelencia de nueces!
La premisa es una: recetas frescas y livianas.




Así fue que esta vez esta torta helada coronada por cerezas rojas y carnosas fue la elección con la que sorprender a mi querida familia. 
Mi cocina, que por estos días ya está preparada para recibir la navidad se vistió de fiesta para acompañar el paso a paso!
Debo decir que es fácil pero tal vez un poco trabajosa y les hará ensuciar más de un cacharro, pero el esfuerzo bien vale la pena. Eso sí, no se olviden de hacer lugar en el freezer para que espere su momento de salir a la luz!





¿El resultado? Una crema suave, etérea  sobre una base húmeda y  crocante al mismo tiempo, donde es fácil descubrir el sabor del Cointreau y el dulzor del caramelo.
Y así entre movimiento envolvente y foto y entre foto y movimiento envolvente mi Alma Calma no podía dejar de hacer un balance del 2017 y soñar con cientos de deseos para el nuevo año!
Entre ellos que la cocina siempre nos siga encontrando, que nos siga alegrando el alma y el espíritu y nos siga reuniendo para celebrar la vida!

Buen miércoles! Y hasta la próxima receta navideña!!!



Receta

Ingredientes
Para el relleno:

  • 6 yemas
  • 250 grs. de azúcar
  • 500 c.c. de crema de leche
  • 6 claras
  • 100 ml de Kirsch o Cointreau
  • 200 grs. de cerezas
  • 3 cditas. de esencia de vainilla

Para la base:

  • 6 bizcochos vainilla
  • 1 copia de Cointreau o Grand Marnier
  • 1 taza de azúcar para caramelo

Preparación

  1. Base: elegir un molde de aro desmontable de 30 cm. de diámetro. Triturar las vainillas en la procesadora, cubrir con ellas la base del molde y humedecerlas con el licor. Preparar un caramelo con el azúcar y rociar las vainillas.

Relleno:

  1. Batir las yemas con 100 grs de azúcar a baño María hasta que tomen un color pálido. Continuar batiendo fuera del fuego hasta que estén frías y consistentes.
  2. Batir la crema a punto chantilly e integrar a la preparación anterior. Perfumar con el licor y la esencia de vainilla.
  3. Preparar un merengue suizo colocando las claras y el azúcar restante a baño María hasta que el azúcar se disuelva. Retirar del fuego y batir hasta que el merengue esté firme. Incorporarlo a la crema con movimientos envolventes.
  4. Verter la preparación en el molde sobre las vainillas con caramelo y alisar la superficie. Cubrir con papel film y llevar al freezer por 12 hs. como minimo.
  5. Al momento de servir retirar el aro. Decorar con crema batida y cerezas frescas. 

IMPRIMIR RECETA

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Me encantaría poder leer tus comentarios.....

© ALMA CALMA Maira Gall.